Tiphaine Zakine

¿Es un nuevo cliente? ¡Regístrese hoy!
¿Es un nuevo cliente? ¡Regístrese hoy!

Tiphaine Zakine

Tiphaine_Zakine

Pasé quince años en París por motivos profesionales, pero desde que nacieron mis hijos he soñado con volver al campo para poder tener una mayor calidad de vida.

Me divorcié hace dos años y medio y ahora vivo en el sur de Francia, donde disfruto de una vida maravillosa y un clima muy agradable todos los días, y todo ello gracias a mi negocio “portátil” con Nu Skin, que llevo construyendo desde hace poco más de dos años.

 

Cuando empecé hace cinco años, lo primero que me sedujo fueron sus productos. En mi profesión como formadora y asesora de imagen, dos actividades que llevé a cabo durante diez años, recomendaba constantemente productos y servicios de calidad a mis clientes. Al principio, Nu Skin me servía para complementar los ingresos de mi empresa, pero poco a poco, reunión tras reunión, evento tras evento, mi equipo empezó a formarse y a crecer. Cada uno de sus miembros deseaba utilizar productos de calidad, igual que yo. Al ver los cambios que tenían lugar tanto en el interior, en términos de bienestar y vitalidad, como en el exterior, empezaron a recomendar los productos de forma espontánea a las personas de su entorno. Fue esta alegría y placer por compartir lo que me permitió atraer a socios que son exactamente iguales que yo.

 

En enero del 2016 decidí separarme del padre de mis hijos, aunque por aquel entonces los ingresos que obtenía con Nu Skin no me permitían ser económicamente independiente. También decidí mudarme a Marsella. Allí no tenía referencias familiares ni parientes, pero pude desarrollar mi negocio Nu Skin a tiempo completo.

En solo unos meses todo dio un vuelco. ¡Se acabaron las excusas! Dejé de procrastinar y me propuse superar todas mis limitaciones, diciéndome a mí misma: “¿Por qué no voy a poder yo? ¿En qué me diferencio de todos esos grandes líderes que me han inspirado durante dos años? Impulsada por la necesidad vital de poder mantener económicamente a mis hijos, trabajé un montón de horas, multipliqué mis esfuerzos y busqué inspiración en los líderes y el consejo de mi línea ascendente.

Y así fue cómo obtuve mi título de Executive Brand Partner y, a continuación, mi primer Viaje del Éxito a Ciudad del Cabo, al que pude llevar a uno de mis hijos. En poco tiempo me convertí en Brand Director, y entonces me llevé a mi madre al Viaje del Éxito a Apulia. ¡Me sentí tan orgullosa de poder llevarla a un viaje tan bonito! Meses más tarde me nombraron Senior Brand Director, lo que me permitió llevar a mi hermano a Utah. Actualmente soy Executive Brand Director, y dentro de unos meses estaré en Laax con mi pareja. ¡Mi vida ha cambiado tanto en solo tres años! ¿Qué otra oportunidad profesional me habría permitido experimentar una transformación así, mudarme y tener tiempo para mis hijos?

 

Para mí el papel de líder consiste en mostrar el camino, trazar la hoja de ruta de mi equipo, actuar primero y compartir lo que hago con ellos. Ser un líder implica ser una inspiración para los miembros de tu grupo y mostrarles que todo esto es posible. Es para los decididos, para los que actúan y se niegan a detenerse hasta haber alcanzado su objetivo. Si yo puedo hacerlo, cualquiera puede. No soy diferente a ninguno de vosotros. Simplemente, un día tomé una decisión. ¿Y vosotros, habéis tomado la vuestra?

 

Si lo habéis hecho, ponedla en práctica, sin mirar atrás ni tirar de vuestro equipo. Cada uno tiene que tomar sus propias decisiones. Nuestros socios, al igual que nuestros hijos, no hacen lo que les decimos que hagan, sino lo que ven que hacemos. ;)

 

Os recomiendo uniros a los que están siempre activos. En nuestro equipo solemos realizar un plan de crecimiento de 120 días. Esto permite definir fases de aceleración, y creamos grupos más pequeños que comparten sus estrategias para triunfar. También nos gusta proponer retos para crecer juntos, ya sea en lo personal o en lo profesional. Básicamente, la idea es divertirnos y crear una auténtica dinámica de equipo. Nuestro equipo está repartido por todos los mercados, e incluso por otros continentes. Por eso, los eventos locales, nacionales e internacionales son esenciales, porque nos permiten conocernos y compartir momentos de celebración, diversión y alegría, grabar en nuestras mentes que el trabajo es sinónimo de placer y crear un espíritu de equipo indestructible. En mi opinión, ese ha sido el factor que más ha contribuido al crecimiento y desarrollo de mi equipo en los últimos años.

 

Lo que sí puedo asegurar es que, decidas lo que decidas, este negocio puede hacerlo realidad. Aun así, necesitas un motor potente que te impulse, una fuente de energía que te permita superar los retos cuando llegan, porque somos emprendedores libres e independientes, pero también RESPONSABLES. Si te rindes al menor contratiempo, no estás preparado para alcanzar el éxito que te mereces. En mi caso, mi motor más importante son mis hijos. Mi único deseo es ofrecerles lo mejor. Es un deseo simple para una madre, pero tan poderoso que saca la leona que hay en mí ¡y no hay nadie que pueda pararme!

Unirse a Nu Skin Conviértase en distribuidor/a