Anette Hambalek Brand Representative (SE)

¿Es un nuevo cliente? ¡Regístrese hoy!
¿Es un nuevo cliente? ¡Regístrese hoy!
Anette Hambalek-SS2019

Me llamo Anette Hambalek, soy esteticista y maquilladora profesional. Vivo en el campo, con mi marido Frederik y nuestras dos hijas: Elvira, de 13 años, y Nova, de 11. Llevo 29 años trabajando en la industria de la belleza. Empecé en una perfumería de Linköping, con los grandes nombres de la industria cosmética. Para una chica joven era un sueño.

 

Después de 10 años en la perfumería, decidimos mudarnos a Gotemburgo, donde estudié para ser esteticista y maquilladora profesional en Gilda School, antes de obtener un puesto como profesora de cuidados de la piel tras terminar mi formación. En 2000 regresamos a Linköping, donde abrí mi primer centro de belleza, que pronto se convirtió en uno de los spas de día privados más grandes de Suecia, con 15 empleados y muchas marcas de cosmética distintas para el cuerpo, la piel y el maquillaje. Trabajaba muchas horas todos los días de la semana. Tardé muchos años en equilibrar mi economía, la familia y mi faceta de emprendedora. El trabajo me consumía todo el tiempo y no dejaba espacio a mi vida personal u otras actividades. Cuando tienes un negocio con empleados y niños pequeños en casa, tienes también un montón de preocupaciones. Una de mis empleadas, que había sido responsable de una perfumería, sabía lo difícil que es tener tu propio negocio y me veía sufrir para equilibrar vida personal y trabajo. Trabajaba de la mañana a la noche para abarcarlo todo. Esta empleada trabajaba en la recepción del centro de belleza, pero también en Nu Skin. Me habló en muchas ocasiones de los increíbles productos de Nu Skin y sobre todo de lo genial que era como idea de negocio. Esto es el futuro de la industria de la belleza, solía decirme… No le presté mucha atención y seguí luchando como antes. Después de un tiempo y tras mucho insistir, reservó una cita para mostrarnos a mí y a mi marido Fredrik cómo funcionaba Nu Skin. Fredrik vio el potencial del negocio desde el principio, pero yo era más escéptica respecto del modelo empresarial y los productos. Fredrik vio un futuro en Nu Skin y empezó a trabajar. Creó reuniones BB, pidió productos e intentó que su “mujer esteticista” se uniera, pero yo soy muy cabezota y siempre decía que no. Así estuvimos durante 6 años, hasta el día en que me rompí un ligamento de la muñeca, un verdadero desastre para una esteticista que trabaja con las manos todo el tiempo. Derrotada y triste, me preguntaba qué nos depararía el futuro.

Por fin hice caso a mi amiga y a mi marido. Acudimos a un gran evento, donde una chica se subió al escenario y habló de su vida, de su recorrido en Nu Skin y de lo que había hecho para empoderarse. En ese momento me di cuenta de que se trata de algo que puede hacer todo el mundo, con o sin muñeca, y que era una gran oportunidad de futuro.

 

Así comenzó mi viaje con Nu Skin. Transcurridos unos meses, había probado la mayoría de los maravillosos productos Nu Skin y era consciente de que realmente marcaban la diferencia. Estudié el plan de rendimiento de ventas y me di cuenta de que era magnífico. ¿Por qué llevaba tantos años diciendo que no? Lo aprendido es que no hay que darse por vencido porque un “no” se puede acabar convirtiendo en un “sí”. Gracias a Nu Skin, me sentí más segura y vendí mi centro de belleza. Ahora trabajo a tiempo completo con Nu Skin y combino mi papel como esteticista con regímenes de cuidados, como formadora en cuidado de la piel para terapeutas de spa y como asesora de salud y belleza. ¡Mi sueño se ha convertido en realidad! No habría sido posible si hubiera seguido trabajando como antes. Con Nu Skin, ahora veo un futuro brillante ante mí. La vida hoy en día es bastante distinta. Me encanta trabajar y trabajo mucho, pero con unas condiciones totalmente distintas a las de antes. Los desafíos financieros que suponía tener empleados ahora han desaparecido y puedo pasar más tiempo con mi familia, al no tener que estar en la tienda durante el horario comercial. He empezado a practicar yoga para tener una vida más “mindful” y estoy disfrutando de un modo diferente. Encontrar un buen equilibrio entre el trabajo y la vida personal es muy importante.

 

Lo que más me motiva es ayudar a otros a acceder a estos increíbles productos que sin duda marcan la diferencia. Hay muchísimas personas que quieren buenos productos y se los podemos ofrecer, tanto si son esteticistas como si no. Lograr que otros se sientan bien desde el interior y en el exterior es una de mis pasiones. Nu Skin me ha permitido tener una mejor perspectiva como esteticista para darme cuenta de que el interior es tan importante como el exterior. Nuestro rostro es la carta de presentación que muestra cómo nos sentimos interiormente. Nu Skin también me ha enseñado a tener paciencia. No hay atajos, cada pequeño paso ayuda a crear tu negocio. Hay que apuntar alto, estar felices, estar abiertos y ayudar a los demás para tener éxito.

 

Mi mejor momento con Nu Skin fue cuando fui con Fredrik y el resto del equipo a Provo y nos recibieron en la sede de Nu Skin. El doctor Joe Chang nos enseñó ageLOC, un producto que nadie había visto antes. El sueño de cualquier especialista en cuidado de la piel es poder ofrecer un tratamiento especializado con ageLOC. ¡Fue increíble! Para alcanzar nuestras metas, es importante saber lo que queremos realmente. De nuevo, la paciencia es muy importante porque lo que hacemos ahora es la semilla que a largo plazo se transformará en una estupenda cosecha. Pero cualquier cosecha se puede destruir por distintos motivos. Entonces toca empezar de nuevo, sabiendo lo que hicimos la última vez y preparados para ver resultados.

 

Hay que establecer objetivos a corto y a largo plazo.

Primero decida cuánto tiempo puede emplear cada día para lograr sus objetivos. Puede variar según el día. También es importante escribir lo que hace. Establezca metas que pueda conseguir, para no perder energía por el camino. Puede ser solo UNA cosa cada día, pero es importante que la haga. Establezca objetivos para el mes, para la semana y para cada día. Lo más importante es trabajar para lograrlas cada día. Marque las casillas de lo que ha completado y felicítese por haber alcanzado las metas que había escrito. Dado que no tiene un supervisor que comente sus acciones, tiene que hacerlo usted mismo. Si hay algo de su lista de tareas diarias que no ha completado, asegúrese de que lo completa antes de irse a la cama. Al escribir y completar los objetivos, verá que de verdad está progresando.

Es igual de importante hacer un seguimiento de los clientes. Para mantener sus objetivos, asegúrese de que se convierte en una rutina diaria. Escriba también lo que va a hacer para celebrar sus logros y objetivos.

 

Igual que la vida en general, este negocio tiene sus buenos y sus malos momentos.
Es importante recordar esto:

Si no tiene momentos malos, no habrá momentos buenos.

La experiencia dice que hay que ayudar a los demás, pero no hacerles el trabajo.

A veces nosotros estamos más interesados en su éxito que ellos mismos. Por eso es importante no decepcionarnos cuando algo no sale como pensábamos. Hay que tener la mente abierta, estar receptivo ante nuevos contactos, escuchar el doble de lo que hablamos e interesarse por las personas con las que hablamos.

Yo también he tenido mis dudas y me he planteado tirar la toalla, pero siempre he tenido esa chispa que me decía que, si luchaba, SEGURO que alcanzaría mis sueños. Piensa en la manera en la que un comentario nos puede dar ánimos. En un evento en Marbella charlé con una mujer procedente de otro mercado que es para mí un gran ejemplo a seguir. Hablaban sobre los maravillosos productos de Nu Skin. Me miró a los ojos y me dijo: Anette, sé que te encantan los productos de Nu Skin y sabes que funcionan, pero noto que no confías en ti misma al 100 %. Cuando lo hagas, te convertirás en miembro del Team Elite. Esas palabras se me quedaron grabadas en la mente. Vio que no confiaba en mí plenamente, lo que me llevó a reflexionar y a trabajar mi autoestima. Eso es algo maravilloso de Nu Skin, nos ayudamos para alcanzar el éxito. Para ampliar el negocio, mantengo el contacto con los clientes, les muestro los productos y sigo atrayendo a nuevas personas. Yo recomiendo contactar con los clientes cada mes, preguntarles qué opinan de los productos que han recibido y si quieren probar otros. Hablar sobre la gama de productos y sobre los nuevos lanzamientos. Llamar a un cliente lleva más tiempo que mandar un mensaje, pero normalmente se traduce en nuevos pedidos y en clientes más leales.

 

Hábleles del Servicio de envío automático, una herramienta increíble para usted como emprendedor. Reaccione ante lo que la gente dice y necesita. Nu Skin tiene de todo, tanto en productos como en oportunidades de negocio.

 

Es importante actuar como ejemplo a seguir.

 

Hay que ser felices, estar abiertos y ser optimistas.

 

Demos gracias por las pequeñas cosas, porque la vida está en los detalles.

 

Quiero expresar todo mi agradecimiento a mi upline, que no acepta nunca un “no” por respuesta. Gracias a mi marido Fredrik por su paciencia y gracias a Nu Skin y a mis compañeros europeos, que tanto me inspiran y ayudan.

 

¡Gracias!

 

 

Mayo 2019

 

 

Aviso legal:

 

Para generar una compensación significativa como Afiliado de marca se necesita un tiempo, esfuerzo y compromiso considerables. No se trata de un programa de enriquecimiento rápido; no hay garantías de éxito económico, y los resultados pueden variar de un participante a otro.

Puede encontrar un resumen completo de las ganancias recibidas en cada nivel del Plan de rendimiento de ventas aquí, en el “2017 EMEA Distributor Compensation Summary”

Unirse a Nu Skin Mi cuenta