Gloria G. y Veronica M.

Gloria G. y Veronica M.

gloria-veronica-diamante

Contar el camino que nos llevo hasta Nu Skin es mirar hacia atrás y cargarnos de mucha emoción y reconocer un inmenso aprendizaje.

 

Nu skin llego a nuestras vidas cuando yo, Gloria, tenia 48 años. En ese momento trabajaba de manera independiente, lo hago desde que falleció mi esposo hace ya 22 años para poder estar cerca de mis hijos, Verónica y Juan Pablo, mis dos grandes por qué en la vida. Solo que para serlo debía trabajar denodadamente cada día. Hace unos años me enfrenté a un momento delicado de salud, cuando me diagnosticaron cáncer, ante lo cual sólo me preocupó el pedido de mi medico de tener que abandonar el trabajo que venia haciendo porque era lo que me permitía mantener mi hogar.

 

Sin embargo aprendí hace muchos años que mi vida y la de mis hijos dependía de mi ACTITUD PARA ENFRENTAR LOS OBSTÁCULOS, por lo que NUNCA BAJE LOS BRAZOS ANTE NADA Y FRENTE A NADA. Decidí que siempre estaría de pie, ésta no seria la excepción. 

 

Vero, comenzó a trabajar mas de 10 horas diarias para poder generar dinero y no tener que abandonar la Universidad, que recién comenzaba. Fue un momento difícil, que con esfuerzo logramos superar hasta que una amiga me puso en contacto con alguien de su confianza que desarrollaba un negocio que seguramente a mi me encantaría. Tengo un alto grado de credulidad, por lo que cuando escuché de Nu Skin por teléfono y en 15 minutos, dije: "sI...mañana empiezo"..sin dinero pero sin dudarlo.

 

Comencé en el 2012 pero por prescripción medica hace solo 10 meses llevamos a cabo el liderazgo, junto a mi hija Verónica, quien sumó su juventud, su pasión por cada cosa que emprende, su entrega incondicional, su espontaneidad y sobre todo su sinceridad y compromiso para con los demás....MI ORGULLO!!

 

Tuvimos muchos tropiezos pero fuimos aprendiendo de los errores cometidos, con una fe inquebrantable.

El momento en que nuestro negocio dio un giro de 180 grados, con lo cual comenzó nuestro crecimiento, fue después de intercambiar unas palabras con Aileen Williams, Team Elite de la compañía que nos aconsejo "Vivan la historia que quieren crear". Así lo hicimos y en tan solo un mes de rubíes pasamos a Diamantes. Este negocio nos enfrenta a nosotras mismas y nos desafía a mejorar cada día. Estamos convencidas que gracias al crecimiento personal llega el crecimiento en el equipo, uno es consecuencia del otro. 

 

Nu Skin nos permite mejorar nuestra calidad de vida desde un lugar diferente al que nos permite lo tradicional, PENSANDO EN EL OTRO. Y no hay mayor satisfacción que crecer porque te comprometiste con el sueño de otra persona, que ademas elegiste. 

Disfrutar el camino con integridad y pasión es el mensaje diario para nuestro equipo, porque solo así vale la pena alcanzar el objetivo. Pregonamos para que la unidad nunca se pierda, tomando cada obstáculo como un desafío para superar y no como una excusa para abandonar. 

 

Hoy podemos decir META CUMPLIDA cuando miramos alrededor y descubrimos la calidad de personas que conforman nuestro equipo, ese que visionamos hace meses atrás. Sin duda el éxito en el negocio es para nosotras impactar en otras personas potenciando sus habilidades, superando sus miedos y rompiendo sus estructuras para concretar por sí mismos ese por qué, por el cual dijeron sí. 

Somos dos personas de mucha fé y sabíamos que la oportunidad para hacer algo grande en nuestra vida llegaria, y llegó... se llama Nu Skin.

 

Solo nos resta agradecer a cada una de las personas que confió y confía en nosotras cada día, nuestros patrocinadores Elba Horacio y Silvina por acompañarnos de cerca, nuestra amiga Susana Osse que tanto nos enseña, a todo el equipo corporativo de Nu Skin en especial a las ejecutivas de cuenta Tricia y Genissete quienes nos guían con paciencia, mucha calidez y sabiduría, Blake Michael y Steve que son pilares fundamentales de nuestro crecimiento. Pero sobre todo un GRACIAS INMENSO a quienes depositan en nosotras sus sueños, sus lagrimas, sus logros, su caminar... NUESTRO EQUIPO. Hoy somos lo que cada uno de ustedes sembró en nosotras.

 

Nuestros lemas diarios nos llevaron a donde estamos:

"Persistiré hasta el cansancio, o moriré en el intento" (Gloria Gonzalez)

"Lo que crees, CREAS" (Verónica Moreno)

 

Una vez más, GRACIAS!

 

 

Divider