Tatiana Kostsevyat y Roman Sobolevskiy

Tatiana Kostsevyat y Roman Sobolevskiy

Tatiana_Kostsevyat_and_Roman_Sobolevskiy

Nos estrenamos en el marketing en red hace veinticinco años y, en solo cuatro, nos convertimos en líderes principales de una de las conocidas empresas de venta directa estadounidenses. No hubiese sido lo mismo si no fuera por el apoyo que recibimos de gigantes de la industria del marketing en red: John Kalanch, Tom Schreiter, Mark Yarnell y Sandy Elsberg, entre otros.

 

Roman traducía con ahínco sus libros y promocionaba activamente los principios y la cultura del "marketing en red inteligente": sinceridad, apoyo mutuo y ética empresarial en una organización en crecimiento.

 

Cuando la empresa en la que trabajábamos cerró, nos invitaron a participar en Nu Skin. Nu Skin nos atrajo por sus productos originales y exclusivos, su carismática líder Elena Schnevski y el modelo clásico de plan de marketing bien pagado y generoso.

 

En un buen marketing o, como lo llamamos nosotros, un Plan de Compensación de Ventas, siempre hay una oportunidad para ayudar a que nuestros socios y seguidores experimenten los beneficios de la libertad económica. Esa oportunidad se había convertido en un sueño hecho realidad en los años anteriores y tuvo su continuación en Nu Skin.

 

Ese siempre ha sido y siempre será nuestra motivación y meta principales. Todos los días atraemos a gente a Nu Skin, que se convierten en nuestros socios y clientes. El sentido de la responsabilidad por esas personas nos mantiene en sintonía e impide que nos desmoralicemos.

 

Creemos que los ingredientes clave del éxito son inherentes a la propia persona. Los obstáculos y las dificultades no tienen nada que hacer cuando, gracias al trabajo de los mentores, descubres ingredientes clave que están dentro de ti. Nada puede distraerte de tu camino hacia el éxito.

 

Objetivos claros, acciones frecuentes y capacidad para inspirar son las bases para avanzar por el difícil camino del éxito en la industria del marketing multinivel. Esto se ha visto confirmado por nuestros muchos años de impresionantes resultados en este ámbito.

 

Cuando dupliques estos principios básicos, tu organización crecerá y prosperará con gran rapidez.

 

El éxito personal es siempre la suma del éxito generado con tu equipo.

Divider