Claudia Sandra Lopez Lozano

Claudia Sandra Lopez Lozano

Claudia

He soplado las velas de mi primer cumpleaños "Nuskiniano" en Utah. Mágico.

 

Que naciera mi hija Leni, y que España viviera una de las peores crisis económicas de su historia, me hicieron reflexionar: ¿Tendría tiempo para dedicarle a mi familia?, ¿estaba dispuesta a dejar mi futuro económico en manos de las idas y venidas de los mercados? Las respuestas eran "NO" y "ESO PARECE", respectivamente.

 

Profesional de la dirección del marketing y de las ventas, y rebelde por naturaleza, sabía que el modelo tradicional de negocio (estudia – haz un master – trabaja – promociona – y jubilate en la empresa) no me encajaba en mi proyecto de vida. Funcionó un tiempo, pero para mí se estaba agotando; tenía que cambiar las respuestas a mis preguntas.

 

Llegué por casualidad. Me presentaron los productos, los compré sin dudar, pero tenía curiosidad de porqué no conocía la marca, ahí empezó mi periplo investigador. Con mi espíritu "marketiniano", estuve cuatro meses investigando sobre la empresa, los productos, los mercados, la competencia, el sector... ¡TODO! Sin poder encontrar ninguna fisura, y fascinada por los resultados de los tratamientos, me lancé a la aventura en el tiempo libre que me dejaban mi empresa y mi niña (lactante en aquel momento). Y ya veis.

 

Arquitectos, publicistas, periodistas, profesionales de las ventas, del cuidado de la salud, ingenieros, farmacéuticos, nutricionistas, amas y amos de casa, abogados, funcionarios, etc., todos ellos tienen algo en común: son emprendedores, son visionarios y son mi equipo. Y también "rebeldes con causa", como yo, que no se conforman con el sistema tradicional, sino que han decidido tomar las riendas de su economía y de su tiempo. Gracias a todos ellos, hoy puedo compartir con vosotros mi historia en estas líneas.

 

El equipo es la clave, y tener presente los motivos por los que has decidido unirte proyecto, la razón. Tener el apoyo de mi chico, que cuida de nuestra nena en mis ausencias, imprescindible (estoy renunciando a parte de ese tiempo para dedicarle mucho más en un futuro muy próximo).

 

Gracias a las líneas cruzadas en España, de las que he aprendido casi todo. Gracias a mis uplines, grandes maestros sin excepción. Gracias a los servicios centrales corporativos por su apoyo constante. Gracias a todo a mi equipo por ser un volcán de energía constante, y por confiar en mí.

 

Gracias a Nu Skin por existir.

 

Nos vemos en el próximo viaje Emerald, ¡que ya lo soy! Mi próximo reto: Embajadora de Nourish The Children, será el más emocionante, sin duda.

 

Divider