Sandra Benkahla

Sandra Benkahla

sandra_benkahla

Conocí Nu Skin el 27 de noviembre de 2010 y fue entonces cuando empecé mi negocio.

 

Unas semanas antes había recibido una llamada telefónica de una de mis mejores amigas. Me habló de una oportunidad de negocio que quería compartir conmigo, pero me lo contaba medio en secreto, de forma que no yo no sabía a ciencia cierta de qué iba aquello. Sin embargo, le dije que sí. Sabía que ella era una persona de éxito. Por desgracia yo estaba de viaje así que no pude encontrarme con ella hasta 3 o 4 semanas más tarde.  Por teléfono le dije: “No tengo ni idea de qué va el asunto, pero cuenta conmigo.”

 

Me decidí muy rápidamente, y lo hice porque hacía mucho tiempo que quería ganar dinero en un proyecto que no conllevara una gran inversión. Fantaseaba con la idea de no tener que trabajar todos los días. Mi objetivo era regentar mi propio local de fitness y spa y para eso necesitaba dinero, dinero para invertir por mí misma en instalaciones.

 

Durante cuatro años había estado empleada como Directora de operaciones en París (Francia) en un centro de fitness. Trabajaba allí en turnos de 12 horas y con unos ingresos estables.  Mi objetivo era tener mi propio centro de fitness en Francia en cinco años, y cuatro años después de haber definido ese objetivo, al menos regentaba un local. Tenía mucha experiencia, pero no tenía mi propio establecimiento, ni tampoco el dinero para invertir. Cuando mi amiga me llamó, lo hizo en el momento justo. Aproveché la ocasión sin dudarlo.

 

Durante toda la vida me he marcado objetivos y planes a cinco años. Mis amigos y mi familia siempre pensaron que era un bicho raro, llenando mi agenda desde las 7 de la mañana a las 10 de la noche, pero yo siempre me he marcado objetivos a cinco, tres y un año, así como distintos pasos para cada tres meses, semanas y días. Gracias a este hábito siempre sé exactamente hacia dónde me dirijo y por qué me estoy esforzando. Son herramientas para trabajar en función de objetivos, herramientas que aprecio y que me aseguro de utilizar.

 

Y lo mismo se aplica a mi negocio con Nu Skin. Me hice un plan a cinco años con determinados títulos pin para determinados meses. Y luego los estructuré mediante actividades diarias. Puesto que vivía en París no tenía mucho tiempo para crear una organización en Suecia. Tenía que ser inteligente y eficaz en mi trabajo.

 

Me convertí en Ejecutivo en diciembre, a las pocas semanas de registrarme. Después me centré y trabajé eficazmente para convertirme en Lapis en febrero, Ruby en mayo y Emerald en agosto. Hoy dirijo una organización en Suecia, Francia y Alemania. Buena parte de mi éxito se debe a que me aseguro de participar siempre con mi equipo en eventos, actividades de formación, etc. Todos hemos obtenido un valioso conocimiento sobre la salud, tanto interior como exterior, y así mismo hemos experimentado la tremenda seguridad, protección y confianza que te da el estar conectado a Nu Skin.

 

Pronto descubrí que había creado una organización a la que tenía que orientar y desarrollar. Quería poder centrarme en ello al 100% y por tanto dejé el gimnasio de París el 1 de septiembre de 2011. Ahora continúo trabajando con vistas en mi objetivo y pronto podré lanzar mi nuevo centro de fitness y spa en algún lugar del mundo. Será posible gracias a Nu Skin.

 

Siempre he tenido el mismo lema: ”¡Nunca hacia atrás, ni para coger impulso!”

 

En otras palabras: céntrate en lo que tienes delante, en tu futuro.  ¿Hacia dónde vas? ¿Cómo quieres vivir tu vida? Si no sabes las respuestas, ¿cómo sabrás a dónde vas? ¡Debes tener una VISIÓN clara! Ten en cuenta tu pasado pero que los obstáculos y experiencias negativas no te impidan avanzar y cumplir tus sueños.

Divider