Bettina Lutz

Bettina Lutz

Bettina_Lutz

La primera vez que oímos hablar de Nu Skin, lo que pensamos fue: ¡Sí hombre! Pero por casualidad, en el verano de 2008, fuimos a ver una carrera de caballos en Iffezheim, Alemania. Entonces vimos uno de los palcos de Nu Skin y decidimos espontáneamente probar el Galvanic Spa System® II de Nu Skin. Mi compañero se prestó voluntario para probarlo sobre su piel, y recibió un tratamiento en la mitad de su cara. ¡El resultado fue increíble! Después de esta experiencia, nos hicimos Distribuidores inmediatamente. ¡Gracias, Karin Oberacker!

 

Poco tiempo después, le presentamos Nu Skin a mi vieja amiga Doris Wildenauer, que también se quedó impresionada inmediatamente, y que ahora es una exitosa Ejecutiva de nuestra línea descendente.

 

Antes de empezar con nuestro negocio Nu Skin, probamos casi todos los productos (son maravillosos) de la compañía durante un año y medio. Después de este período de pruebas teníamos claro las dimensiones de la oportunidad de negocio única que teníamos entre manos.  Gracias a las varias sesiones de formación por parte de Uwe Ruthard y Henriette Albrecht pudimos descubrir rápidamente cómo llevar el negocio de la forma correcta. Como resultado, tanto nuestras ventas como nuestras comisiones aumentaron tremendamente.

 

Por primera vez en 20 años trabajando como manicura y profesional de la cosmética, estaba ganando dinero incluso mientras estaba de vacaciones. Por cierto, ahora ya podía empezar a pensar en dejar mi trabajo de manicura. ¡Eso está genial! Y ahora, puedo hasta conseguir un BMW 1 Series gratuito gracias al  Mobility Project de Nu Skin Alemania. Triunfar tanto fue posible sólo gracias a una gran ambición, paciencia, trabajo duro y las grandes ventas de los esforzados Ejecutivos de nuestra línea descendente.

 

Ahora, nuestra opinión sobre Nu Skin es completamente diferente de lo que he escrito en la primera frase de esta página. Ahora es esto lo que pensamos: Las personas que creen en Nu Skin lo harán para siempre y tendrán una vida feliz. ¡Gracias, Nu Skin!

Divider