Andrea & Andrew Kovacs

Andrea Kovacs y Andras Turi

Andrea-Kovacs-Andrew-Kovacs

Nuestra historia Nu Skin comenzó en Londres.
 
Yo (Andrea) estaba trabajando como organizadora de eventos en un hotel de Londres y, además, dirigía mi propia empresa de organización de eventos y hacía ejercicio a diario. La salud y el deporte han sido siempre una parte importante de mi vida: jugué al baloncesto durante 17 años y más tardé me hice corredora de fondo. Estaba organizando un evento de Nu Skin en el hotel cuando conocí a Ric Norell. Rechacé la oportunidad muchas veces por falta de tiempo, pero Ric no desistió. Cuando por fin logró mostrarme en qué consiste la oportunidad Nu Skin, me di cuenta de que con ella conseguiría el tiempo que me faltaba; con esta oportunidad por fin podría ser libre.
 
Andrew solía trabajar como cerrajero en un taller de coches de Budapest. Hace tiempo uno de sus clientes llevó un coche nuevo al taller y le dijo: «el dinero y el tiempo no importan». Fue uno de los momentos más motivadores de su vida, y estaba ansioso por encontrar el modo de conseguir esa libertad. Y así fue cómo descubrió el marketing multinivel (MLM). Comenzó trabajando en una empresa de MLM financiero y más tarde se trasladó a Londres para aprender inglés y ampliar su negocio a escala internacional. En Londres conoció a Ric Norell, que nos presentó, y desde ese momento seguimos trabajando en nuestro negocio Nu Skin juntos.
 
Mucha   gente   busca   el   camino más fácil,   más corto   en   la   vida.    Creen  que los triunfadores tienen algún secreto o, simplemente, suerte. Pero nosotros sabemos que no hay nada como trabajar duro. Cuanto más trabajamos, más suerte tenemos. Este negocio exige determinación, esfuerzo, mucho sacrificio, perseverancia y crecimiento personal continuo.  Sabemos   que el   dolor   es pasajero y que el orgullo es para siempre. A pesar de las muchas dificultades nunca nos rendimos, porque lo habríamos lamentado el resto de nuestras vidas.
 
El mayor cambio que hemos experimentado desde que comenzamos nuestro viaje con Nu Skin se ha producido en la calidad de vida. Podemos vivir en cualquier sitio, viajar un montón y, por fin, tenemos tiempo para hacer deporte otra vez, para estar con nuestra familia, para vivir nuevas experiencias. No tenemos despertador, no tenemos que perder el tiempo en colas ni atascos, no tenemos que pedir vacaciones a nadie Vivimos nuestros sueños y damos las gracias todos los días por eso.
 
¿Qué más nos ha dado esta oportunidad? Un enorme crecimiento personal. Tenemos más seguridad en nosotros mismos, somos más comprensivos, pacientes, cordiales, y ya hemos ayudado a un montón de gente a alcanzar sus sueños. Esta oportunidad nos ha enseñado a ser la mejor versión de nosotros mismos. Somos capaces de hacer cosas que antes nos parecían imposibles, como dar   charlas   en   un   escenario   ante   miles   de   personas.   Si crees en ti mismo y estás dispuesto a salir de tu zona de confort, no hay nada que no puedas lograr.
 
Los momentos   más hermosos   de   este   negocio   son cuando   vemos   triunfar a otras personas. Nuestros colegas son una gran inspiración y a nosotros nos gustaría servir también de inspiración a los demás. Apreciamos mucho lo que nuestros mentores hacen por nosotros; son unas personas fantásticas.


Estamos felices y agradecidos por haber encontrado Nu Skin.
 
Andrea Kovacs y Andrew Turi

 

Divider