Sergi Moscardo

Sergi Moscardo

sergi-moscardo

Hace cuarenta y cuatro años vine al mundo, ya "programado" para convertirme en directivo en una empresa farmacéutica, siguiendo la tradición familiar. Mi ambición me hizo alcanzar una alta posición en una importante empresa farmacéutica. Aprendí mucho sobre marketing multicanal, marketing digital e innovación, aunque sentía que no estaba contribuyendo en nada a construir un mundo mejor y eso me llevó a hacerme emprendedor y poner en marcha algunas iniciativas. Pero mis ideas formaron parte del 95% de ideas que desaparecen 5 años después, a pesar de las esperanzas, el esfuerzo y el dinero que invertí en ellas.

 

Dos personas de 25 años geniales me presentaron Nu Skin. Después de investigar y aprender mucho sobre esta oportunidad, decidí asociarme con la compañía. Tras 6 meses, dejé mi puesto de gerente en la industria farmacéutica y me centré completamente en mi negocio con Nu Skin.  

 

Ahora, junto a mis líderes, nos centramos en dos áreas principalmente para asegurarnos estar bien posicionados para alcanzar el éxito:

1.      El modelo de negocio de Nu Skin: tienes que conocerlo y poder desarrollar las cualidades necesarias para poder saber cómo crear una gran organización.

2.      Nu Skin: los productos, la ciencia, los mercados, el sistema de trabajo. En resumen, conocer la base de nuestro negocio.

 

Además, mi equipo y yo trabajamos constantemente en nuestro crecimiento personal, aprendiendo y compartiendo la sabiduría de Dale Carnegie, Napoleon Hill, Harv Eker, Eric Worre, Jim Rohn y Tony Robbins, etc.

 

Y, sobre todo, descubrir que tengo la clave para mejorar las vidas de las personas y hacerles ganar dinero realmente lo cambió todo. Cuando eres consciente de esto, cuando lo tienes claro en la cabeza, empiezas a centrarte en poder ayudar al máximo número de personas posible.

Llevo un año y medio construyendo mi negocio Nu Skin. Pero lo que quiero destacar es que por primera vez en mi vida, el éxito no solo depende de mí, y que solo podré conseguirlo ayudando a otras personas a triunfar también.

 

También creo que mi éxito se basa en definir mis sueños, mi futuro, mis objetivos y mis metas. Y esto me ha llevado a crear un plan basado en una palabra: ACCIÓN. No procrastines, actúa hoy mismo y encuentra siempre puntos a mejorar.

 

Divider