Lucie y Pavel Svobodovi

Lucie y Pavel Svobodovi

lucie_svobodová_pavel_svoboda1

Nuestra historia con Nu Skin empezó cuando menos lo esperábamos. Teníamos un negocio exitoso en el campo de la nutrición y la medicina alternativa, estábamos construyendo otro centro y otro de nuestros planes era abrir un restaurante vegetariano. Realmente no estábamos buscando una oportunidad comercial. Y aún así, llegó.

 

Conocimos a nuestra patrocinadora, Dana Dobrichovsska, a través de un amigo. Aunque no nos tentaba el negocio con Nu Skin, yo (Lucie) me emocioné con las tecnologías y los productos, porque había estudiado este área en la universidad y creía que tenía un gran potencial. Por otro lado, mi marido Pavel tenía una actitud muy negativa. Sin embargo, los dos probamos los productos, porque su calidad y eficacia eran para nosotros lo más importante. Al cabo de medio año usando y estudiando los productos, empezamos a darnos cuenta de lo que teníamos entre manos. Pavel me apoyó plenamente para trabajar en la empresa, aunque él no quería participar activamente. Y aquel fue el momento clave, porque le dije: "O hacemos el negocio juntos o no lo hacemos en absoluto."

 

Así que fuimos juntos a la conferencia de marzo de 2015, donde conocimos la cultura y el tamaño de la compañía y también a gente que había alcanzado un éxito enorme y había hecho sus sueños realidad. De pronto todo cobró sentido, y sentimos un gran deseo de formar parte de ello.

 

Tras volver a casa, decidimos que no queríamos guardarnos algo tan grande para nosotros, que teníamos que empezar a compartir con otros nuestro entusiasmo. Nos convertimos en Ejecutivos en 14 días, y en cuatro meses alcanzamos el título de Ruby. Celebramos nuestro primer aniversario con Nu Skin en marzo de este año durante el Viaje del Éxito de la región EMEA a Miami siendo ya Emerald.

 

Nuestro éxito nunca ha sido la fuerza que nos empujaba, Era sobre todo el hecho de saber que podíamos cambiar la vida de las personas, y eso era muy gratificante. Contamos con un gran equipo donde todos remamos a la vez y esa es la fuerza que nos lleva al éxito.

 

Como dice el dicho: "quien algo quiere, algo le cuesta", y es una gran verdad que siempre tenemos presente y trabajamos duro. Del mismo modo, construir este negocio requiere mucha diligencia, autodisciplina, honestidad, austeridad y apoyo por parte de nuestros hijos. Pero los frutos que da son los más grandes y dulces que jamás hayamos probado. Nuestra vida se ha enriquecido y ha cambiado tanto en tan poco tiempo. Estamos muy contentos de haber encontrado a Nu Skin y sabemos que es el mejor negocio para nosotros.

 

 

Lucie y Pavel Svobodovi 

 

Divider