Carina y Lowies Vorster

Carina y Lowies Vorster

carina-lowies-vorster

Lowies y yo intentamos diferentes negocios, trabajamos para un jefe, nos encargamos de franquicias y hace 7 años abrimos nuestro propio negocio dentro de la industria de la salud y el bienestar.  Aunque tenemos un cierto éxito en el negocio, trabajamos muy duro y muchas horas para conseguirlo. Incluso así, no nos reporta demasiado.

 

Durante todo este tiempo intentando mantener el negocio a flote, me perdí muchas cosas de la vida de mi hija que ahora tiene 18 años y que ya no podré volver a vivir y también estaba perdiendo a mi marido y mejor amigo.  Tuvimos que hacer un cambio drástico en nuestras vidas.

 

En febrero de 2015, un buen amigo nos invitó a mi hija, mi marido y a mí a un evento Nu Start.  Quedamos muy impresionados.  No sabíamos que Nu Skin era tan grande.  Vimos el éxito de nuestro amigo y lo que habían logrado desde que se había unido a Nu Skin. 

 

Mi hija insistió en que fuéramos a la siguiente reunión de negocio. Gracias a ella, vi una oportunidad que no podía dejar pasar.  Empezamos inmediatamente.  El mes de marzo de 2015 fue nuestro primer mes en Nu Skin.  Estamos muy motivados por nuestras metas y objetivos. ¡Así que nos pusimos como objetivo asistir al Viaje del Éxito de 2016 de la región EMEA y lo conseguimos!  ¡Qué experiencia tan increíble!

 

Llegar a Ruby no fue todo coser y cantar. Nuestras mentes nos jugaban malas pasadas, dándonos razones para abandonar.  Pero no nos perdimos ni una de las reuniones, formaciones o reuniones de negocios de Nu Skin. Eso nos hizo seguir adelante y esto es lo que les enseñamos a los miembros de nuestro equipo.  Al principio no se nos daba bien, pero empezamos a ponernos objetivos diarios. Ahora TENEMOS que mostrar el producto y hablar con al menos dos personas al día, porque esto hace que nuestros objetivos sean factibles.

 

El viaje con Nu Skin ha sido maravilloso hasta ahora y nuestras vidas han cambiado mucho. No solo por nosotros, sino también por la gente tan especial que hay en nuestro equipo. En abril de 2016, dejamos de vender nuestro tiempo por dinero. Ahora solo gestionamos las dos clínicas y nos dedicamos a Nu Skin a tiempo completo. Paso mucho tiempo de calidad con mi marido y mi hija, que también están ahora en el negocio.  ¡Gracias, Nu Skin!

 

Divider