Catherine Bedejus

Catherine Bedejus

catherine-bedejus

Me llamo es Catherine Bedejus, tengo 59 años y 3 hijos.

 

Soy esteticista y siempre me ha interesado la nutrición y todo lo relativo a la salud y el bienestar, pero sobre todo, siempre me ha apasionado el aspecto científico de este trabajo.

 

Pronto me di cuenta de que necesitaba ser independiente, tener la libertad de controlar mis propias acciones y mi vida.

 

Tras pasar 23 trabajando en un laboratorio cosmético y nutricional, sentía que necesitaba un cambio. Quería avanzar y encontrar productos y conceptos innovadores, y Nu Skin ha cumplido con todas mis expectativas. En la  ciencia ageLOC, encontré los resultados científicos que estaba buscando, así como los avances científicos constantes, el crecimiento económico y la cordialidad de esta empresa.

 

Encontrar todo esto hizo que todo encajara. Necesitaba verlo para creerlo, y lo conseguí cuando vi los resultados sobre la piel de Mireille Neviere, a quien conozco bien. Aquel fue el momento en que empecé a creer en Nu Skin. (¡Mireille era Diamond, y si ella lo había conseguido, yo también podría!)

 

Empecé a trabajar inmediatamente. Mi fé y mi convicción me ayudaron a encontrar clientes que confiaran en mi, y construí rápidamente mi Círculo para tener una buena base.

 

Tenía que sacar el máximo provecho de mis comisiones muy rápido, y para mí era muy importante dar a mis clientes el apoyo y formación necesarios. Por eso muchos de mis clientes fueron leales, y mis resultados vinieron sobre todo generados por ellos, lo que me permitió tener tiempo suficiente para desarrollar su red de Distributores.

He construido mi red basándome en la confianza, el profesionalismo, compartir y crear emoción, para que la gente quisiera seguirme.

 

Alcancé el título de Emerald Executive. Me encantaba la sensación de estar avanzando, la sensación de que todo es posible e ilimitado. Eso me dio la energía que después compartía con mis socios.

 

Siempre asistía a las formaciones y a las reuniones porque siempre hay algo más por aprender, y Nu Skin sabe cómo mantenernos expectantes.

Por desgracia, a mitad de mi viaje, me diagnosticaron Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), una enfermedad mortal incurable que destruye las neuronas que guían mi sistema nervioso, día a día.

 

Por eso, tres años después del diagnóstico, me encuentro completamente paralizada y en una silla de ruedas eléctrica.

 

He perdido la mayor parte de mi capacidad de hablar y de moverme. Necesito ayuda el 100% del tiempo pero nunca he dejado Nu Skin. No quería abandonar: quería seguir siendo eficiente, por mi equipo y por mis clientes. Yo soy de ir a ganar, de nunca tirar la toalla, incluso si no puedo hacer tanto como hacen los demás.

 

¡Encuentro otras soluciones gracias a mi espíritu: soy una luchadora y lo seré hasta el final, porque para mí eso es lo que significa vivir!

Necesito encontrarme allí donde suceden las cosas...y he sido fiel a mí misma pase lo que pase.

 

Ahora, aún tengo grandes volúmenes, y mi equipo sigue fuerte y en constante progresión (5 Ruby en mi genealogía, que se han hecho autónomos). A cambio, recibi un increíble apoyo de su parte y la de mis clientes.

 

Sé que puedo contar con mis líderes, de ahí la importancia de asociarse con gente sólida, visionaria y emprendedora, capaces de cuestionarse a sí mismos.

 

Encuentro fuerza viendo la evolución y el éxito de mi equipo, y la enfermedad no afecta a mi cabeza.

 

Me frustra mucho no poder trabajar como vosotros, porque mi enfermedad no me lo permite,y es insoportable, así que por favor aprovechad vuestra libertad emprendedora. No os quejéis de cosas futiles: dedicad vuestra energía a las cosas buenas.

 

Gracias a Nu Skin por apoyarme y no quedar indiferente a mi estado actual, algo difícil de encontrar en una compañía hoy en día.

 

Mantengo la luz en mi interior para transmitir mi fuerza a mis seres queridos.

 

¡Gracias a todos!

Divider