Blue Diamond

la-recognition-blue-diamond

Venezuela
Jenifer Sanchez

ve-jennifer-sanchez

Conocí a Nu Skin por una emboscada de mis amigos y hermanos en Cristo de otra ciudad Terry Leal y Carlos Briceño.  Un día nos invitó a una reunión de amigos de otro negocio para compartir con Terry su cumpleaños y era una reunión de negocio Nu Skin, ya me habían hablado de esta oportunidad pero estaba cómoda en la otra compañía pues mantenía una rango alto, decidí apoyarlos y probar no dejando mi otro negocio, pero hubo un aceleramiento y en 15 días logre clasificar como ejecutivo, teniendo unas comisiones más altas que en la otra empresa, es impresionante como Dios me rescato por medio de Nu Skin pues tenía 2 años apartada de los caminos del Señor cuando conocí a esta empresa maravillosa y en un campamento de nuestra Team Elite Bertha Ortiz fue para mí como un encuentro con Dios reconciliándome de inmediato y poniendo mi vida y la de mi familia al servicio del Señor.

 

Dios puso a Nu Skin como excusa perfecta para rescatarme y prepararme espiritualmente pues luego de 5 meses hubo un ajuste de precio en mi país producto de la inflación y la devaluación de nuestra moneda que resulto difícil continuar el negocio, recuerdo que esto sucedió estando de viaje en apoyo de los últimos puntos de la ejecutiva que me hacía obtener el rango de rubí y clasificar al viaje de Éxito Alaska. Esto para mí fue fuerte pues ya me imaginaba junto a mi hijo y mi madre en el crucero viendo las ballenas, de hecho mi hijo aun me lo recuerda. Pero Dios me hizo sabia y entendí que por mis fuerzas no podría llegar a ningún lado y me hizo dar entender que poniéndolo a El de primero en mi vida todo lo que veía imposible para Él iba ser posible. Decidí no volver a Nu Skin colocándolo en un baúl de recuerdos y retome mi otro negocio, dedicando mis días al servicio del Señor.

 

Un día en una predica Dios por medio de una alabanza que nació ese día me decía: “Si como árbol tus sueños fueron cortados, esperanza queda de ti, retoñaran, reverdecerán, tus sueños no morirán”, al entonar esta alabanza venían a mi recuerdos de Nu Skin, otra cosa no pasaba por mi mente sino todo lo que le pedía  al Señor de Nu Skin viéndose cumplido, recuerdo que yo le decía quiero viajar, quiero ayudar a muchas personas, cambiar vidas, quiero un negocio familiar, quiero una libertad financiera pues quiero ser inversionista de Reino, columna financiera de Centro mundial de Oración para las familias, me veía como Diamante Azul y más aún como Team Elite, embajadora de Nourish the Children. Caí de rodillas cuando el Señor me dijo: “no es en tu tiempo sino en el mío y ya es el tiempo del Señor, ve confiada que Dios ha puesto delante de ti una puerta abierta que nadie podrá cerrar, pues ya tú tienes la llave”. Ese mismo mes logré hacerme ejecutiva y a los dos meses siguientes obtuve el título de Rubí logrando clasificar a Disney con la tarjeta especial de $500USD, ya hoy ha pasado 5 meses y este nuevo título obtenido ha sido por la voluntad del Padre que quiere cumplir mis sueños: “Ir y expandirme por todas las naciones con manifestaciones de poder y milagros financieros, esto con el fin de testificar lo que Jesucristo ha hecho en mi vida y ganar almas para Cristo”

 

Pasaría todo el día contándoles las maravillas de Dios, resumo que esta es realmente la clave de mi Éxito Nu Skin, El don de liderazgo que poseo, la fuerza del Búfalo que desarrollo, la pasión y amor que me fortalecen y la constancia y determinación asumida es por la gracia de Dios. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece, en mis entrenamientos, conferencias, reuniones de negocio doy testimonio que está haciendo Dios en mi negocio, explico mi clave del éxito y les dejo esta palabra que es mi bandera a todo lugar donde voy: “Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”. Así enfrento las adversidades

 

Nu Skin es una empresa maravillosa instrumento de Dios para bendecir a muchos hogares, cumplir muchos sueños, desarrollar liderazgos, alcanzar metas y acercarse más a Dios, solo hay que creer que si lo puedes lograr, no dudes nunca, hazlo sin temor que por tu fe y obras serán alcanzados y cumplidos todos tus sueños..

 

“Si lo Crees, lo puedes Ver, y si lo ves es porque ya está Hecho”

 


Colombia
Claudia Velasquez

co-claudia-vasquez

Mi nombre es Claudia Velásquez, de Medellín, Colombia; estilista, felizmente casada con un hombre maravilloso, Erney, y con dos hijos que son de los regalos más grandes que Dios me ha dado, Melissa de 19 años y Andrés Felipe de 12. Una de mis grandes pasiones es ayudar y servir. Mi gran afición es ir al Gym, ejercitarme, tener un estado de salud óptimo.


Conocí a Nu Skin, por una amiga. Me llamó la atención los cambios inmediatos, pero como negocio nunca me lo presentaron, solo me contaron que podía ganar si alguien me compraba una tecnología. Y si, efectivamente pasaron 8 días de yo utilizar el producto y los cambios en mi piel fueron notorios. Mis amigas las adquirieron y comprobé que era verdad –gané dinero porque ellas compraran. Duré 2 años y medio vendiendo. Conozco a Caroline reyes y a Fernando Toro, mis hermosos patrocinadores, diamantes azules de la ciudad de Cali, y Caroline me dice “tú no estás haciendo el negocio como es. No es vender”. Vino a Medellín, me enseñó que tenía que seguir un sistema y es así como al mes me hago ejecutiva.


Mis inicios en Nu Skin no fueron fáciles porque ya no vendía, sino que me dediqué a buscar personas que hicieran el negocio; era otra cosa totalmente diferente, cambiarle el “chip” a las personas fue algo duro. Mi gran éxito fue cuando logré mi título de rubí y me gané mi primer viaje de éxito a Jackson Hole. Lo compartí con mi hija que fue mi primera robadora de sueños. Llegando al hotel vimos la habitación con el gran lujo que tenía, los regalos y la gran bienvenida que nos tenía la compañía y mi hija me pedía perdón, y le dije, hija todo lo estoy haciendo por ustedes.


Les confieso que otra persona que no creía en el proyecto era mi esposo, aunque en el producto sí. También era un robador de sueños, pero como le demostré con trabajo y resultados que era verdad, ¡ahora ya cree! Él es mi gran por qué, ya que él vive en México y yo en Colombia. Hago Nu Skin para obtener los ingresos que me permitan ya no estar lejos de él y sé que con la ayuda de Dios lo lograré, y ahí voy, poco a poco recogiendo los frutos.


La madurez que he adquirido en este negocio es grande. He entendido que para tener éxito hay que ser disciplinados y trabajar. He logrado los títulos, la verdad, sin darme cuenta. Eran mis lindos patrocinadores los que me decían que los había logrado, y este nuevo título de diamante azul tampoco lo esperaba y recibirlo de nuestro presidente, Scott, fue mucho más emocionante y valioso para mí; el que haya sacado el tiempo de hacer un video y felicitarme por mi nuevo título de DIAMANTE AZUL, no tiene precio. Estos detalles son los que hacen a Nu Skin diferente a otras compañías, por eso la amo y defiendo, lo único que he recibido son cosas buenas.


Tengo una bendición de equipo. Sin ellos no hubiera sido posible lograrlo.


Mi consejo más grande para todos los que están iniciando y para los que llevan un tiempo con Nu Skin es que tenemos que dejarnos enseñar por los exitosos. He recibido consejos de grandes líderes: Caroline y Fernando, me enseñaron que debía tener humildad para aprender y trabajar con amor. Gloria Montaño, Diamante de Bogotá, me dijo nunca pierdas tu esencia, se siempre tú. Angelica Herrera, Team Elite, me dijo, ya eres diamante, no te vayas a relajar, trabaja como si siempre fueras distribuidora. Eso hice. Mis gerentes de cuenta, Alex y Paulina, son mi apoyo más grande en los momentos difíciles. Mi esposo me dijo, amor, ojo, este es un negocio de personas – las tienes que valorar. Y mi lindo Presidente Scott solo me dijo, Claudia, la palabra mágica para tener éxito en este negocio es TRABAJAR. Solo hice caso y estos son los resultados.


Este gran logro se lo dedico a Dios, a mi gran familia de socios, mi esposo, mis patrocinadores, pero principalmente a mis lindos hijos. Ellos han hecho muchos sacrificios, pero ya saben por qué su mami trabaja y por eso quise que estuvieran conmigo en la foto. Luchen por sus sueños; de verdad, vale la pena. Recuerden la palabra mágica “trabajar”, ahí está todo. Si yo pude todos ustedes también. Mil bendiciones y nos vemos en el viaje a Barcelona.

 

 


Colombia
Tatiana Cabeza

co-tatiana-vega

Antes de llegar Nuskin a mi vida, estaba en una pelea conmigo misma, no sabía qué iba hacer, no quería trabajar para alguien más, tenía muchos miedos de arriesgarme a cosas que no me llenaban y hasta pensé que mi carrera no era lo que yo quería en mi vida, pero sabía que tenía que intentarlo porque tenía que graduarme. Al buscar prácticas no encontraba nada que me gustara. Un día mi mejor amiga Karen Patiño (con la cual trabajamos juntas y nuestro crecimiento ha sido de la mano de Dios y con mucho amor) me dijo, Tatiana encontré algo que estábamos buscando para mejorar nuestras vidas, un negocio que hará que nuestros sueños se hagan realidad y le dije que nos viéramos y para mí ese ha sido el mejor día de mi vida.  Conocer a Elena Herrera quien nos contó el negocio a las dos y quien nos inspiró y nos llevó más allá de los sueños.

Al empezar no fue fácil, primero mi familia no me apoyó ( no entendían esta clase de negocios); segundo, era súper tímida para llegar a la gente y tercero; nunca en mi vida había trabajado con una compañía como esta. Pero una frase que me gusta y siempre desde pequeña la tuve en mi cabeza es "Haré algo tan grande en mi vida, que haré historia en el mundo" y siento que con Nuskin la estoy logrando.

 

Mi primer éxito en Nuskin han sido muchos, el poder ver más allá del hoy y sentir que los sueños, si los sueñas muy muy fuerte, con gran fe y actúas por ellos se vuelven realidad. Poder enfrentar los miedos ha sido mi mayor reconocimiento, el crecimiento personal ha sido una cosa extraordinaria en mi vida, para mi familia y mis amistades. El poder ayudar a los demás con el corazón, pero el mayor mayor es poder demostrarle a mi familia, que no era esa niña caprichosa que no sabía qué hacer con su vida, que pude salir de esos miedos locos que tenía y enfrentarme al mundo y ser hoy en día una mujer emprendedora, luchadora, agradecida con Dios, la vida y mi familia y feliz. Y en el negocio mi mayor éxito ha sido crecer tan rápido, llegar a los corazones de las personas no sólo por una compra, sino por cambiar el mundo y unirnos para lograrlo y próximamente seré un Gran Diamante Azul.

 

Pienso que para mí nunca han habidos obstáculos, porque nunca los he atraído a mi vida. Cuando puede que lleguen yo siempre los supero y pienso en lo que me mantiene motivada día a día que es mi FAMILIA. Para mí no hay ningún desafío, cuando sé que por ellos es que hago este negocio, de la manera tan fuerte que trabajo, que cada dolor, desprecio o ofensa que me hagan, se vaya de mi pensamiento, porque mi vida ha sido transformada por Nu Skin y lo que viene para mi vida, son cosas EXTRAORDINARIAS. Mi mayor éxito en Nu Skin es no dejarme llevar por las personas ni cosas  negativas  y ser siempre muy POSITIVA (así tenga problemas o momentos difíciles). Para mí ser Positiva y estar pegada a la gracia de Dios me hace ser cada vez mejor y olvidar los obstáculos.

 

Anteriormente había dicho por qué hago Nu Skin. Primero que todo por mi FAMILIA  sobre todo mis PADRES, ellos son mi motor, mi lucha inalcanzable, mis ángeles que me dieron la vida y que merecen lo mejor del mundo y que sé que yo les llenaré su vida de más felicidad. ¿Cómo se trabaja por ese por qué? Pues levantándome todos los días, dándole gracias a Dios por otro día más de vida y por tenerlos con salud a ellos y mi familia entera. Levantarme feliz, asi tenga mil cosas o problemas y empezando ha accionar en el trabajo para ver grandes frutos y, como dije antes, muy muy POSITIVA.

 

La fijación de metas juega un papel importante en mi vida, porque así organizó qué es lo que quiero y para dónde voy, siempre creciendo y no sólo yo sino también mi equipo. Me encanta ser una gran líder, considero que doy mi vida por cada persona que entra a este negocio conmigo, disfruto de apoyarlos, disfruto de escucharlos y entenderlos y saber cómo empezar y para dónde llegar con cada uno de mis socios. Fijo metas con todos y las cumplimos trabajando incansablemente y teniendo fe en nosotros mismos.

 

Mi próxima meta es cerrar Diamante azul y estoy muy cerca y le doy gracias a Dios porque es un título que no ha sido fácil, pero la persistencia y la lucha inalcanzable ha hecho que llegara lo más pronto y además que con un equipo bendecido, amoroso, apasionado, trabajador, persistentes y todos con la gracia de Dios. Por eso crecemos y por eso siempre vivimos felices y positivos, porque tenemos a Dios en nuestros corazones.

 

Todo lo que he logrado es mérito absoluto de un hermoso equipo de trabajo, que mas que un equipo es un grupo de amigos que trabajan disfrutando cada paso con un mismo fin.

 

Pienso que el éxito se construye por uno mismo, no depende de nadie más, si tú crees que puedes, si tú crees que eres capaz, si tú crees que naciste para cosas grande y si tú crees en Dios, siempre tendrás el éxito en tu vida.

 

Mi reto más grande y que lo he aprendido mucho de Elena Herrera, Angélica Casadiegos y Karen Patiño, que son mi mayor regalo, ha sido aprender a ser fuerte, luchadora. Además, lo más importante y que nos ha llenado de abundancia, no sólo en nuestro trabajo sino en nuestras vidas, es a tener a Dios más en mi vida y en mi corazón. Con eso no tengo más palabras para agradecerles a ellas y a Dios -mujeres que lo han dado todo y lo han luchado con Dios en sus corazones y que por eso merecen estar donde están y tener tantas personas que las amamos con el alma y damos la vida por ellas.

 

A mi equipo lo guio con valores importantes. Primero tener a Dios, segundo actuar bien y ser integrales en toda acción que tengamos y tercero seguir un sistema que ha sido el éxito de nuestro crecimiento, trabajar siguiendo pasos específicos y haciendo las cosas correctas. Sobre todo ser un gran líder, porque todo lo duplican y esa es la clave que tenemos, trabajar duro, seguir el sistema, amar a las personas y ayudarlas a crecer y lograr sus sueños.

 

Cuando veo a mis líderes trabajar tan duro y ven sus resultados, es donde me doy cuenta que estoy haciendo un gran trabajo. Cada uno debe sentirse líder y actuar como líder. El papel que manejan ellos es trabajar día a día, sin EXCUSAS y sin PEROS. En mi equipo cada uno es muy POSITIVO Y ahí es donde ven que los resultados salen por no esperar una compra o unos puntos, por dejar semillas en cada persona que visitamos y le contamos de esta gran oportunidad.

 

El secreto de mi éxito en una frase sería "SER POSITIVO, ACTUAR BIEN, ACCIONAR Y TENER A DIOS EN MI CORAZÓN"

 

Gracias a todo el equipo Nuskin, mis gerentes de cuenta, Scott y Nick que son otra familia en mi vida y sin ustedes nada de esto fuera posible.

Divider